Llamanos 944 232 438

El Colesterol es una “grasa”  o un lípido esencial que participa en muchos procesos fisiológicos importantes como el celular, el digestivo y en la sintetización de hormonas, entre otras funciones.   Es esencial para nuestro organismo pero siempre en su justa medida.

Nuestro hígado es capaz de producir el colesterol necesario para el organismo. Sin embargo, a través de la alimentación, podemos recibir una cantidad adicional de esta sustancia que, en muchas ocasiones, es perjudicial para la salud, sobre todo para el corazón. El origen de su aumento en sangre viene derivado, principalmente, del incremento de las grasas saturadas y trans en la dieta. Está sólo presente en los seres vivos animales, el reino vegetal no tiene Colesterol.

Todos hemos oído hablar en algún momento de la existencia de un colesterol “bueno” y otro “malo”; pero ¿qué significa esto?

El problema del colesterol ‘malo’ o LDL es que, en exceso, se acumula en las arterias y dificulta el tránsito de oxígeno a través de la sangre, lo que dificulta el trabajo del corazón y del cerebro. La acumulación de estas grasas en los vasos sanguíneos se denomina arteriosclerosis. Aparte de los riesgos de infarto, existen otras patologías cardiovasculares graves ligadas al exceso del LDL.
Por su parte, el colesterol ‘bueno’, o HDL no sólo es necesario para el organismo, sino que es recomendable aumentar sus cantidades en sangre cuando existe riesgo de arteriosclerosis, porque ayuda a sintetizar el colesterol ‘malo’ que se acumula en las paredes de las arterias.

Alimentos convenientes cuando tenemos el colesterol Alto

  • Ajo. Numerosos estudios avalan la eficacia del ajo en la reducción del colesterol “malo” y la elevación de los niveles del colesterol HDL o “bueno”. En dosis de un diente de ajo crudo al día. También existe la opción de perlas o comprimidos de aceite de ajo.
  • Semillas de lino. Este cereal posee varias propiedades para reducir el colesterol: por su contenido en fibra dietética arrastra el colesterol LDL, posee ácidos grasos omega 3-6, lo que beneficia el aumento del colesterol HDL. Además actúa como antioxidante por su contenido en vitamina E, zinc, etc., evitando la oxidación de las grasas, que luego se depositarían en las paredes  arteriales.
  • Zanahoria. Gracias a los licopenos que contienen permiten reducir el colesterol LDL, permitiendo un mejor funcionamiento celular, que propicia el aumento del colesterol HDL. También son una rica fuente de fibra y de antioxidantes.
  • Manzana. La pectina que contiene, junto con los polifenoles, ayudan en ambos sentidos aumentando el HDL y disminuyendo el LDL. Es aconsejable su consumo diario.
  • Salvado de avena. Rico en fibra soluble que absorbe el colesterol malo que circula en la sangre, estimula nuestros procesos digestivos ayudando a eliminarlo más fácilmente. Ideal cuando tenemos, a la vez, el colesterol HDL bajo ya que ayuda a subirlo. Es un alimento muy recomendable para la salud del sistema cardiovascular.
  • Pescado azul. Sardinas, salmón, boquerones, etc. son una buena fuente de ácidos grasos Omega-3. Su consumo favorece unos niveles bajos de colesterol en sangre, actúa reduciendo los niveles de LDL y aumentando ligeramente el HDL. Son un gran aliado en las alteraciones cardiovasculares.
  • Aceite de oliva. Su consumo regular propicia el aumento del colesterol HDL, bajando las tasas de LDL. Así mismo es interesante por su contenido en antioxidantes.
  • Cereales Integrales. Arroz integral, pasta integral. El alto contenido en fibra de los cereales integrales ayuda a expulsar el colesterol alto de nuestro organismo.

Como aumentar el colesterol “bueno” y eliminar el “malo”

  • Basar nuestra alimentación en alimentos ricos en fibra: verduras y hortalizas, frutas, pasta, arroz y cereales integrales, legumbres, frutos secos.
  • Consumir lácteos desnatados: leche, yogurt, quesos, etc.
  • Preferiblemente, consumir carne de ternera magra o pollo, sin piel. Incluir en la dieta proteínas de origen vegetal Tofu, Seitan, hamburguesas vegetales…
  • Disminuir o prescindir de “chips” y bollería industrial, mejor bizcochos caseros.
  • Integrar en la dieta alimentos ricos en Omega-3 y Omega-6: pescado azul, nueces, avellanas, soja, aguacate y aceites de oliva, soja, onagra, etc.
  • Reducir el consumo de huevos, en un máximo de tres a la semana.
  • Dar prioridad a la cocción sana: hervidos, plancha, horno; evitando las frituras y los rebozados.
  • ¡Muy importante!. La práctica de ejercicio diario y constante ayuda a la movilización de la grasa para su combustión, aumenta los niveles de colesterol HDL en la sangre favoreciendo la eliminación del colesterol sobrante. Una actividad de 20-30 minutos diarios es suficiente para conseguirlo.

Suplementos Alimenticios que nos ayudan a bajar el colesterol

  • Omega-3. Estos ácidos grasos tienen propiedades que ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo y aumentan los del colesterol bueno. El consumo de aceite de Lino también aporta Omega-3.
  • Lecitina de Soja. Es un suplemento alimenticio extraído precisamente de la soja y entre sus múltiples propiedades se encuentran la de bajar el colesterol y evitar la formación de
  • Ajo. Es una de las curas naturales más antiguas. Se ha utilizado por décadas y se ha demostrado que reduce los niveles de colesterol hasta en un veinte por ciento.
  • Levadura roja de arroz. Es una sustancia que contiene de forma natural Estatina, que es un componente esencial dentro de los medicamentos de prescripción para el colesterol. La estatina natural no tiene efectos secundarios comprobados, y es un remedio natural para bajar el colesterol malo de un 20 a un 30%. Es realmente efectivo.

Espero que este post os guíe a mejorar vuestros hábitos hacia un camino más saludable manteniendo a raya el Colesterol. :))

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail