Llamanos 944 232 438

El miso es un condimento japonés cuyo nombre quiere decir “fuente de sabor”, Mi significa sabor o condimento y So fuente. El Miso se presenta como una pasta espesa. Se utiliza para hacer más sabrosos muchos de los platos de la cocina tradicional japonesa y para preparar caldos.

En cierto modo, se utiliza como nuestras pastillas de caldo pero en vez de ser un concentrado de desechos de la industria alimentaria y sustancias químicas, el miso natural se elabora a partir de soja fermentada y cereales y tiene propiedades medicinales. El Miso es originario de China y Japón y su consumo es altísimo, en Occidente es cada vez mas conocido gracias a la dieta macrobiótica.

Propiedades del miso

Contiene enzimas y fermentos que favorecen el equilibrio de la flora intestinal (bacterias prebióticas) siendo por ello aconsejable tanto en caso de diarreas como en estreñimiento. Ideal cuando hay mala digestión (acidez de estómago, gases, eructos, etc.)

Aconsejable en caso de enfermedades cardiovasculares ya que contiene ácido linoleico y lecitina de soja que disuelven el colesterol en la sangre y evitan el endurecimiento de los vasos sanguíneos.

Contiene Isoflavonas, que favorecen el equilibrio hormonal de la mujer, el miso es muy adecuado en la Menopausia ayudándonos a combatir los síntomas más habituales como sofocos y pérdida de calcio (Osteoporosis) De hecho las mujeres asiáticas que consumen soja en sus diferentes presentaciones apenas tienen síntomas durante la Menopausia.
Gran poder antioxidante ya que favorece la eliminación de radicales libres. Es especialmente beneficioso para las personas sometidas a radiaciones (sus beneficios se notaron en los pacientes que sufrieron las radiaciones nucleares en Hiroshima y Nagasaki) Muy recomendable para fumadores.

El Miso es un buen alcalinizante ya que nos aporta muchos minerales y favorece la eliminación de la acidez del organismo causada por alimentos acidificantes como el azúcar blanco, los alimentos refinados y las grasas animales. Si unimos ese poder alcalinizante junto a sus glúcidos y minerales de fácil absorción es lógico que muchas personas sientan un mejor nivel de energía.

La piel siempre agradece su efecto antioxidante y depurativo.

El consumo del miso no es adecuado en personas con hipertensión arterial o que necesiten evitar el consumo de sal debido a su elevado contenido de sodio (sobre todo en el Hatcho Miso que es más salado).

Aporta vitamina B12, muy interesante para los veganos estrictos. Indispensable para un buen equilibrio del sistema nervioso.

Variedades de Miso

Hatcho Miso. Esta hecho solo a base de soja, es el mas proteico. Tiene un sabor fuerte y es bastante salado. Ideal en invierno en días de frío, o cuando te sientes mas débil.

Kome Miso. Esta hecho a base de soja y arroz blanco. Tiene un sabor suave con un toque dulzón pero muy agradable. Ideal en los meses mas calidos. Es el Miso de mayor consumo en Japón.

Genmai Miso. Esta hecho a base de soja y arroz integral. El hecho de que sea de arroz integral hace que mejore su calidad de nutrientes pero es mucho mas compleja su fermentación. Se fermenta durante un año y medio en barriles de cedro. Es de sabor fuerte.

Mugí Miso. Esta hecho a base de soja y cebada. Es el mas consumido en Occidente, porque no tiene un sabor ni muy fuerte ni muy suave. Tiene un elevado porcentaje de proteína.

El Miso se toma sobre todo en forma en sopa con verduras o algas marinas (especialmente Wakame o Kombu) Las verduras pueden ser hojas (col, judías verdes, coliflor, etc.) o raíces (nabo, daikon, cebolla, zanahoria, rabanitos, etc) o la combinación de todas ellas. El Miso se disuelve en el caldo en el último momento, dejándolo hervir sólo medio minuto (si se sobrepasa este tiempo, se pierde gran parte de su riqueza nutritiva). Para combatir el frío del invierno, se toma el Miso muy caliente con una poquito de Jenjibre, que nos proporciona un agradable sensacion de calor por todo el cuerpo. Yo añadiría siempre en cada taza de Miso cebollita y un poco de perejil. También se puede utilizar para aliñar ensaladas, mezclando el Miso con vinagre, aceite y alguna especia y se obtiene una salsa de un agradable sabor. El Miso se conserva sin problema durante mucho tiempo.

En Biodendak encontraras todas las variedades de Miso!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Un pensamiento sobre “El Miso, un condimento saludable”

Los comentarios están cerrados.