Llamanos 944 232 438

Un ph alcalino es sinónimo de buena salud.
¿Qué tenemos que hacer para lograrlo?
La clave es tomar alimentos alcalinos y no abusar de los que acidifican el organismo. Si alcanzamos el equilibrio, aportaremos a la sangre los nutrientes que necesita.
Algunos desconocen la importancia de tener un pH de la sangre adecuado. El ph mide el grado de acidez o alcalinidad y varía entre una escala del 0 al 14. La cifra ideal de ph es 7,4, para que nuestro cuerpo se mantenga sano libre de enfermedades. Sin embargo, obtener este nivel se hace difícil considerando los malos hábitos, alimentación, estrés…
Cuando no tenemos este ph de 7,4, nuestra sangre comienza a actuar, quitándole a los órganos los nutrientes que le faltan para llegar a su equilibrio, provocando dolores de cabeza, agotamiento, desmineralización de las uñas, caries, sistema inmune débil…
En general, la mayoría de las frutas y verduras resultan alcalinizantes. Muchas frutas (cítricos) tienen un pH bajo (o sea, que resultan ácidas). Aclaremos una confusión generalizada: no es lo mismo la reacción química de un alimento fuera que dentro del organismo. Cuando el alimento se metaboliza, puede generar una reacción totalmente distinta a su característica original. Es el caso del limón o de la miel. Ambos tienen pH ácido, pero una vez dentro del organismo provocan una reacción alcalina.

Alimentos que incrementan tu acidez sanguínea (consumir con moderación)

  • Leche de vaca.
  • Carnes y derivados.
  • Grasas saturadas (aceites vegetales, grasas animales).
  • Pastelería industrial.
  • Pan blanco.
  • Harinas refinadas.
  • Azúcar refinada.
  • Edulcorantes.
  • Ketchup.
  • Mayonesa.
  • Vinagre de vino.
  • Encurtidos.
  • Zumos procesados.
  • Café.
  • Alcohol.
  • Sal refinada.
  • Saborizantes, aditivos alimentarios.

Alimentos que incrementan tu alcalinidad

  • Algas
  • Quesos frescos.
  • Grasas no saturadas (aceite de oliva virgen).
  • Cereales (mejor integrales).
  • Pan integral.
  • Miel.
  • Siropes de cereales.
  • Stevia.
  • Verduras y legumbres.
  • Frutas.
  • Ciruela umeboshi.
  • Frutos secos.
  • Tés.
  • Infusiones.
  • Zumos naturales.
  • Bebidas vegetales.
  • Vinagre de sidra.
  • Sal marina.

* Si los alimentos son biológicos mucho mejor, pues están libres de pesticidas y químicos y tienen mayor aporte de nutrientes.

Una persona sana y bien equilibrada, que recibe suficiente cantidad de alimentos alcalinos en su alimentación tendrá en la segunda orina de la mañana un pH ligeramente alcalino, idéntico al de la sangre. La primera orina no sirve para el control por ser naturalmente ácida, ya que el descanso nocturno sirve para que los riñones eliminen los productos ácidos de desecho. El sistema para verificar este valor es sencillo y se basa en el simple uso de tiras de papel reactivo. En Biodendak puedes encontrar tiras reactivas de Alcaline Care, también tenemos una línea de suplementos específicos para ayudarte a conseguir un ph adecuado.

Una dieta Alcalina te aportara energía y una vida plena llena de salud 🙂

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Un pensamiento sobre “La importancia de tener un ph alcalino”

  1. El limón es uno de los alimentos más alcalinizantes que existen, así que es una práctica muy saludable tomar un zumo de limón con agua templada por las mañanas antes del desayuno, para alcalinizar el cuerpo trás las horas de sueño en el que el cuerpo se repone, se recupera y se prepara para deshacerse de los residuos ácidos propios del metaboliso. Si además añadimos un poquito de jengibre, cúrcuma, pimienta y canela, obtendremos una bebida antiinflamatoria, que favorece la digestión y equilibra el contenido de azucar en sangre. ¡Una forma excelente de preparar el cuerpo para afrontar un nuevo día!

Los comentarios están cerrados.