Llamanos 944 232 438

Los efectos medicinales del Aloe Vera se conocen desde hace mucho tiempo. Lo que muchas personas no saben es que, para aprovechar al máximo sus cualidades, conviene tomarlo vía oral.

De este modo el aloe actúa sobre todo el aparato digestivo, penetrando finalmente en el tejido celular. Una persona no tiene porqué estar enferma para consumir una bebida con aloe vera, sino que cualquiera puede tomarla como complemento en su dieta diaria. De hecho, estas bebidas son muy ricas en vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas, ácidos grasos y otras sustancias de interés para la salud.

Aliada de la piel: si por algo se conoce al aloe vera es por los beneficios que se le atribuyen respecto al cuidado de la piel. Favorece la eliminación de células muertas, ayuda a regenerar tejidos y acelera su curación. El Aloe Vera está indicado para casos de sequedad de la piel, presencia de determinadas manchas cutáneas, irritabilidad, acné, quemaduras solares leves, cortes, eccemas, verrugas y psoriasis.

Mejora las digestiones: tomado con regularidad, ayuda a regular el aparato digestivo y a equilibrar la flora intestinal. Es útil en caso de digestiones pesadas, gastritis, úlceras gastroduodenales, síndrome de colon irritable y flatulencia.

Cuida el cuero cabelludo: fortalece y revitaliza el cabello, por lo que se recomienda en caso de debilidad capilar.

Alivia dolores e inflamaciones: dado que posee propiedades antiinflamatorias, el Aloe Vera está indicado para esguinces, dolores reumáticos o artritis.

Activa la circulación: mejora la circulación, por lo que ayuda a combatir el cansancio producido en las piernas como consecuencia de una mala circulación o por la presencia de varices.

Efectos nutritivos: nutre e hidrata el organismo.

La mejor forma de tomar el Aloe Vera es en forma de jugo también se le conoce simplemente como zumo, y es una bebida refrescante 100% aloe vera. Se obtiene machacando y rallando las hojas de la planta hasta que se consigue una pasta uniforme. Este producto se vende en envases de diferentes tamaños. Los hay de uno o medio litro. Por lo general suele tomarse solo o mezclado con zumos de frutas, también puedes endulzarlo con media cucharadita de agave (así esta buenísimo).

Otra manera de aprovecharte de sus propiedades es tener la planta en casa. Puedes tenerla bien dentro de casa o en exterior. Necesitas una maceta de tamaño medio (50-60cm de diámetro), el Aloe es capaz de almacenar gran cantidad de agua por lo que no es conveniente regarla mucho, un buen truco de cuando regar es que la tierra este completamente seca del anterior regado. Si tienes el Aloe en exterior (en tierra no en maceta) sus raíces serán más largas, al no verse limitada por la maceta. Cuando la planta es pequeña es difícil que sobreviva a temperaturas demasiado frías, también hay que protegerla de los rayos directos del sol.

Os animo a tener una planta en casa es una gozada, la puedes utilizar en caso de algún corte, picadura, quemadura, cicatriz, sequedad de la piel, en caso de acné….

Es como un botiquín natural : )

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail